viernes, 28 de noviembre de 2014

FIGURA DE HIELO

                                        
Noche te siento tan fría 
e insistes en tus caricias. 
De escarcha están hechos tus besos
y  yo perdí mi cobija...  
Líbrame de la inclemencia
de tus labios congelados
tallados por helada brisa
en tu figura de hielo
que pretende tener vida
pintada en color rosado.
 
En tu campo no hay tibieza
las hojas están resecas
los caminos se ven blancos
nieve cubre la maleza... 
Solo hay un árbol oscuro
que al final del sendero
rige con total arrogancia
a un ave que por ser fiel
sucumbe muerta de frío
congelándose a sus pies.
 


jueves, 27 de noviembre de 2014

CANTO A LA VIDA

Cuando morí a mis odios
y comencé a vivir...  
Y sentí cosas bellas 
que las quise escribir... 
La melodía de un verso 
cuando entona en mi alma,
la majestad del silencio 
cuando todo está en calma.

El rostro de un niño 
cuando disfruta de un  cuento.
La ternura que siento 
por mis queridos nietos. 
Sus cabellos despeinados, 
y abrazos apretados
y ese gozo de verlos crecer a mi lado.

Con el paso de los años
gané sabiduría 
pero al intentar compartirla 
entendí que era mía. 
Y al sentir soledades 
inventé alegrías 
y ellas me acompañan 
casi todos los días.

Deseando ayudar, 
decidí esperar
a que me pidan ayuda 
y así, hacerme apreciar. 
Miré en mi interior 
y aprendí a no juzgar.
En mis noches de angustia 
no dejé de soñar.
  
Siempre que me hundí
en la profunda mar
el escribir mis sentires 
me ayudó a flotar...
Aprendí que la vida es
un efímero tiempo.
De esfuerzos y de logros,
llantos y desahogos...
Asimismo las tristezas
también son pasajeras...
¡¡¡Pero vivir la vida, 
siempre vale la pena!!!




martes, 25 de noviembre de 2014

MILAGRO

Quien no entienda la tormenta
terminará en el fondo del mar... 
“¡Voy navegando sobre aguas
de inmensa profundidad!"

Ni necesito un milagro
o caminar sobre el mar...
Yo cabalgué la tormenta
me sostuve en su vendaval.
Y si algún día las aguas
me puedan sobrepasar... 
¡Seré reina en el abismo,
seré sirena en el mar!

MUCHAS NOCHES, UNA LUNA

He agotado las aguas,
sedienta por tu recuerdo 
Y me he subido a lo alto
y he visto todo en azul.
En el espacio se pierden 
el candor de tus promesas
que han desaparecido 
en el vacío sin luz.
 
Algunas noches la luna 
se esconde sigilosa.
Y aunque cierro mis ojos, 
es imposible dormir.
Mas rebusco las palabras 
que puedan auparte al cielo.
¡Pobrecito, gorioncillo  
vives pegado al suelo!
  
Me refugio en la distancia 
entre la tierra y las nubes
entre el te quiero o te olvido, 
entre la luz de la luna  
que lleva este amor sin destino.
 

viernes, 21 de noviembre de 2014

ALTURAS

Anhelo acariciar tu cuerpo bronceado 
tu rostro de soles, 
tu pelo de bruma. 
Y sentir tus labios, delicada brisa
que al besar mi cuello, incita mi risa.

Eres paladín, mi ave enamorada 
de mágica copla
y figura alada. 
Llévame en tus alas a explorar el cielo,  
a la lozanía del alba infinita. 
Al sueño de estrellas 
y nubes viajeras, 
al último alear de almas gemelas. 

¡¡¡Y desde esa cima un clamor pasión 
notas en gemidos, versos en canción!!!
 


 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

DESTELLOS

En el vacío inmenso de la nada
bajo la roca pesada de la angustia
reverdecen la fe y la esperanza, 
por el sendero que crecían 
flores mustias.
 
Sobre el mar airado que en penumbras
se ha formado por el llanto de la luna
hay destellos que resemblan las estrellas, 
y fugaces, por instantes, nos alumbran.
 
Un momento  o tal vez solo un segundo
suficiente calidez envuelta en brisa
que motiva el latir de la esperanza
y te inspira a proseguir a la otra orilla.
 
Las sombras de la noche se dispersan. 
Y trasciendes de tu invierno a primavera...
Esas luces que fulgieron 
en camino
es la fuente del amor sobre tu vera.

martes, 11 de noviembre de 2014

QUE SONRÍAN TUS OJOS

Me encanta tu mirada 
cuando sonrien tus ojos.  
Expresan tantas cosas 
que no tienes que decir. 
Se nota en tu rostro 
la señal que declara
la intención escondida 
en tu peculiar mirada. 

Me gusta cuando dices mi nombre, 
con tu voz grave
me atraes a tu pecho, 
me besas con ardor;
mas cuando tus dedos acarician mi pelo
mi fuerza desfallece y pierdo la razón. 

Disfruto esos lapsos cuando estás pensativo 
que luego interrumpes con un guiño invitación. 
Me levantas en vilo, amenazante erguido
arrastrando mi talle al caos 
de tu pasión. 

Cuando llega la calma,
nos quedamos silentes.
¡Decir una palabra estaría demás!
Me gusta que me abraces, 
que sonrían tus ojos
y recostada en tu pecho dormir 
una vez más.